Medicamentos para el Nerviosismo

El nerviosismo es una situación de intranquilidad interna en la que se disminuye o se elimina el sosiego natural. Los medicamentos que puedes encontrar para disminuir los efectos del nerviosismo o la ansiedad son: Valeriana, Melival, Valdispert, Agua del Carmen, Nervikan y Dormidina.

Por norma general el nerviosismo es fruto de una respuesta del cuerpo ante un circunstancia extraña, poco habitual e irritante. Asimismo, puede ser como consecuencia de situaciones de estrés. Se considera estar nervioso cuando comienzas a transpirar sin realizar ninguna actividad física. Las pupilas tienden a dilatarse y el corazón presenta un ritmo cardíaco más veloz. De igual modo, el nerviosismo puede derivar en manos temblorosas, guiños en los ojos, estados de inseguridad, pánico o falta de concentración.

 

¿Qué relación tiene el nerviosismo con la ansiedad?

 

La ansiedad suele estar estrechamente relacionada con el nerviosismo y viceversa. Este estado tiene lugar principalmente ante algún tipo de preocupación. Afrontar situaciones difíciles o embarazosas pueden originar un cuadro de ansiedad. Es una sensación muy común entre personas que viven circunstancias estresantes y de inseguridad. La ansiedad puede resultar preocupante cuando se produce de forma desproporcionada ante unos sucesos que no presentan excesiva importancia.

 

¿Qué función tienen los ansiolíticos?

 

Los ansiolíticos son unos medicamentos de venta en farmacias físicas y farmacias online que intervienen en el sistema nervioso central reduciendo la ansiedad. Se utilizan para combatir situaciones de estrés y nerviosismo principalmente. Disminuyen el ritmo cardíaco y el respiratorio, a la vez que minimizan la tensión y los nervios. Asimismo, favorecen la función del transmisor de impulsos nerviosos conocido como GABA. Es el inhibidor neuronal principal del sistema nervioso que facilita una mayor sensación de sosiego y relajación muscular.

 

¿Cómo influye el nerviosismo en el insomnio?

 

El insomnio puede ser debido a un estado previo de nerviosismo. Este suele reducir la disposición para dormir afectando negativamente en las actividades de la persona afectada. Las horas adecuadas de sueño suelen variar en función de cada persona. Por norma general una persona duerme de media entre 7 y 8 horas diarias. No obstante, hay un baremo que oscila entre 4 y 10 horas de sueño, considerándose poco dormidores el primer grupo y grandes dormidores el segundo.

 

¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad?

 

Los síntomas de la ansiedad pueden presentarse de forma progresiva y en consecuencia en distintos niveles. Los principales síntomas suelen ser:

  •          Taquicardias
  •          Sensación de asfixia y mayor velocidad en la respiración
  •          Presión en el pecho
  •          Cuadros de pánico o miedo
  •          Exhalación de sudor y espasmos
  •          Agitación
  •          Vómitos o malestar abdominal
  •          Vahídos e incluso desfallecimiento

 

¿Cómo combatir la ansiedad?

 

Cómo combatir la ansiedad está vinculado al tipo o nivel de ansiedad que se presente. De este modo, si se encuentra en un nivel moderado se pueden aplicar diferentes técnicas como: la respiración profunda; una mayor actividad física; eludir la cafeína, el tabaco y el alcohol o realizar técnicas de relajación. No obstante, si el cuadro de ansiedad que se presenta es agudo debes visitar a un doctor o profesional farmacéutico. Este te indicará la mejor manera de combatir la ansiedad mediante un determinado tratamiento o a través de medicamentos específicos para este problema.